En el sector del aprovechamiento forestal hay diferentes formas de trabajar en el arrastre de madera. A veces por tradición o costumbre y a veces por desconocimiento de alternativas se practican unos métodos que muchas veces se pueden mejorar para aumentar la eficiencia del trabajo.

Primero hay el dilema si usar cable de acero o cable sintético para el cabrestante. No se puede dar una respuesta absoluta sin contemplar todos los matices y situaciones. Como criterio general recomendamos usar el cable sintético sobre todo por el peso reducido y la manejabilidad, y así aumentar el rendimiento disminuyendo los tiempos de trabajo. Ahora bien, hay lugares donde, por el tipo de terreno, el cable sintético puede tener un desgaste excesivo y es preferible escoger cable de acero. Si disponemos de doble tambor es muy cómodo tener un cable de cada tipo, y si no, nos tendremos que decidir por un sistema u otro.

Para el grupaje de madera se suelen usar cadenas o tramos de cable con choker. Las cadenas son ampliamente extendidas en nuestros sistemas de trabajo y son muy resistentes al desgaste, pero son claramente el sistema más pesado. En Francia, Alemania y otros países se usan tramos de cable con choker para disminuir peso y aquí es, muchas veces, una alternativa ligera a las cadenas un poco desconocida. También hay quien prescinde de los dos sistemas y agarra directamente con el cable principal.

Para el sistema de tramos de cable o cable directo, se usan chokers para atar rápidamente la carga y poderla deslizar por el cable principal. Hay diferentes tipos de choker en función de la terminación que queremos acoplar y de diferente ángulo. La forma depende del fabricante y se tiene que escoger un tipo para unificar el propio sistema.

Las terminaciones pueden ser de tipo remachadas con una prensa o con culotes para cable. Los culotes son fáciles de montar in situ y quedan muy fuertes para trabajar. Hay diferentes modelos en función del diámetro del cable de acero.

En el sistema de grupaje por cadenas, se suelen usar tramos de 2, 2,5 y 3 metros de largo como mucho. Estas se unen al cable de acero principal con los eslabones deslizantes (tienen muchos nombres diferentes en función de la zona) y se pueden mover a lo largo del cable para acumular diferentes fardos. Hay cadena de grado G80 y de grado G100, que es de calidad superior. Los eslabones más usados son los fijos, aunque también existen eslabones giravueltas.

En los cables sintéticos se usan unas anillas deslizantes especiales adaptadas para que no sufra y se deslize más bien. También se pueden usar ganchos corredizos que se deslizan y sirven para atar tramos de cable con choker.

Como consejo final, recomendamos probar sistemas diferentes a los que estamos acostumbrados porque existe material útil poco conocido que nos puede facilitar enormemente el trabajo. Hay muchos países con una tradición forestal enorme que llevan años desarrollando herramientas y sistemas que facilitan las duras tareas de trabajar en el monte. En Técnica Forestal queremos facilitarte herramientas y accesorios que te ayuden en el día a día.